Las obligaciones:

Lo haces porque lo has escogido (por acción u omisión) y porque consideras que aporta algún valor. Si no lo quieres hacer, no lo hagas. Y si has decidido hacerlo, aprende a fluir mientras haces lo que haces. Verás como la vida te será más sencilla.