REGALA GRATITUD

Estuve pensando durante unos días sobre cuál podría ser el regalo a escoger para ti, estas Navidades. Como siempre suele ocurrir, las cosas más sencillas son las más hermosas. He decidido regalarte un juego que te conectará con tu ternura, alegría, orgullo y satisfacción. 

Te propongo que escojas a 5 personas para jugar a este juego. Deben ser personas que consideres que han hecho algo valioso y útil para ti a lo largo de tu vida. Puede tratarse de cosas muy sencillas y, incluso, aparentemente insignificantes como un gesto, una mirada, unas palabras, un detalle, una respuesta,... o decisiones y acciones mucho más visibles y que han supuesto grandes cambios en tu vida. 

Genera un momento y un entorno para podérselo decir. No te escondas detrás del "el día que se dé la ocasión, ya lo haré..."

Déjale claro qué es lo que hizo, como lo interpretaste y que significó aquello para ti. No lo dejes con un simple gracias que responda más a la cortesía que al amor. 

Observa que te pasa a ti y a tu corazón a medida que avanzas en el proceso. Te darás cuenta que lo que parecía un regalo para los demás, se ha convertido en un reconocimiento que te has dado a ti mismo. Has transportado de nuevo a tu presente y a tu corazón, todo lo que has recibido de los demás. Ello te hará sentir más rico y dichoso. 

La gratitud por lo que has recibido es una de las fuentes más valiosas para el bienestar y equilibrio que te puedes regalar y que puedes regalar a los demás. 

Que tengas unas Navidades y un año próximo repleto de gratitud!

 

© Joana Frigolé