QUÉ ES EL COACHING Y PARA QUÉ TE PUEDE SER ÚTIL

  • La formación tradicional, parte de la base de que si yo "sé" como tengo que hacer algo ... ya lo hago y lo aplico. Pero este paradigma, ya hace tiempo que se ha demostrado que no es suficiente.
  • El coaching da un paso más, te acompaña a descubrir qué es lo que te está impidiendo llevar a la práctica eso que tú ya sabes y te muestra lo que tú podrías hacer para ayudarte y transformar tu realidad.
  • Partimos de la creencia de que las personas que vienen a nosotros están completas, que no les falta nada y que todas las limitaciones que tenemos en la vida nos las ponemos nosotros mismos. No partimos nunca de las carencias, sino de las fortalezas.
  • Cuando inicio un proceso de coaching con una persona, yo no la miro nunca desde lo que le falta, sino en la búsqueda de su potencial. Yo la acompaño a potenciar sus fortalezas, no a arreglar carencias.
  • Para mí el coaching no es una técnica. Es una manera de vivir y ver la vida. Se trata de amar y respetar a la persona que tienes delante de la manera que en aquellos momentos ni ella misma es capaz de amarse y respetarse. Y eso es lo que le da confianza para seguir adelante.
  • El coaching está pensado para cualquier persona que tiene que tomar una decisión que le resulta difícil. Sea para personas emprendedoras, que quieren dibujar su propio futuro. También para aquellos momentos en que hayan sufrido cualquier cambio que sea vivido como una pérdida. Igualmente, para aquellas etapas, en las que objetivamente y aparentemente uno tiene todo lo que necesita, pero no se siente capaz de disfrutar y vivir con plenitud la propia vida.
  • El coaching no te aporta soluciones, ni te aconseja qué puedes hacer, ni se entretiene en largas investigaciones de las causas de tu situación actual. Simplemente te acompaña para que te puedas plantear retos ambiciosos y descubras nuevas posibilidades para alcanzarlos.

© Joana Frigolé