APRENDER A GESTIONAR Y SUPERAR LAS ADVERSIDADES

Nuestra capacidad para generar nuevas realidades es mucho mayor de lo que somos capaces de percibir.

Pero nuestras creencias nos limitan, el pasado nos condiciona y los miedos frenan nuestras inquietudes de mejora.
Partiendo de las fortalezas y los logros que ya has alcanzado, trabaja contigo mismo para descubrir los hábitos que te influyen, te condicionan y te privan de conseguir los retos que te planteas.

  • Deja atrás el resentimiento, la resignación y la queja improductiva.
  • Pone la alegría, el optimismo, el entusiasmo y la valentía a tu favor!

© Joana Frigolé